🐚 ENVÍOS GRATIS 🐚

Razones para usar gafas de sol de calidad

Aunque muchas personas solo las consideran como un accesorio de moda las gafas de sol resultan de gran importancia para el cuidado de la salud visual y ocular; los motivos principales para su uso en cualquier época son el estético, y el más importante, el que hace referencia a la salud, ya que las gafas de sol evitan que la radiación ultravioleta penetre en las estructuras oculares, como córnea, cristalino y retina, así como en los párpados y en la delicada piel alrededor de ellos.

Además cada vez más se tiene en cuenta el factor comodidad, ya que al reducir notablemente el brillo y el resplandor con gafas de sol, todo se ve mucho mejor y con mayor comodidad.
Todos debemos buscar gafas de sol que bloquen como mínimo el 99 por ciento de la radiación ultravioleta A, ultravioleta B y el infrarrojo, que posean una gran calidad visual y que no afecten a la visión de los colores tal y como son (distorsiones), esencialmente en la conducción de vehículos; por ello, su adquisición en un establecimiento sanitario de óptica, con el consejo profesional del óptico-optometrista es la mejor garantía de conseguir un producto sumamente eficaz en la protección de nuestros ojos.
Y aquí te damos las cinco razones para usar gafas de sol:
  1. La protección UV, la radiación Ultra violeta del sol puede causar daños en los ojos y pese a que sombreros y gorras pueden ayudarnos a bloquearla parcialmente, solo lo logran en un 50%, por lo que no resulta suficiente, especialmente en la playa, la alta montaña o en mar abierto.
  2. Protección de la luz azul, la exposición a largo plazo de la luz azul y violeta del espectro solar ha sido relacionado como un importante factor de riesgo de la degeneración macular, especialmente en personas que son “más sensibles al sol”.
  3. Visión cómoda, el brillo del sol y su resplandor, sobre todo en determinadas superficies, interfiere con la visión cómoda y la capacidad de ver con claridad al provocar que las personas entrecerremos los ojos. El cerrar parcialmente los ojos no evita que las radiaciones solares penetren en nuestros ojos.
  4. La adaptación a la oscuridad, pasar dos o tres horas a pleno sol puede obstaculizar la capacidad de adaptarnos rápidamente a los niveles de luz durante el anochecer o interiores. Esto puede provocar que la conducción de vehículos por la noche, después de pasar un día al sol sin gafas protectoras se convierta en una actividad peligrosa.
  5. El cáncer de piel, Los tumores de los parpados y de la piel alrededor de los ojos es más común de lo que la gente piensa. Las personas deben usar asiduamente gafas de sol al aire libre si están trabajando, conduciendo, haciendo deporte, caminando o realizando cualquier otra actividad bajo el sol. La radiación solar afecta a nuestros ojos y a nuestra piel incluso en días nublados.

VÍA: CNOO