🐚 ENVÍOS GRATIS 🐚

¿Qué evaluamos durante la revisión optométrica?

Nuestros ópticos-optometristas evaluarán varios aspectos visuales esenciales para garantizar una buena visión del paciente:

  1. ANAMNESIS: El primer punto consiste en una serie de preguntas realizadas por el óptico-optometrista, formuladas bien al propio paciente o bien a otras personas relacionadas para obtener datos útiles, y elaborar información valiosa para formular el diagnóstico y tratar al paciente de la mejor manera.
  2. VISIÓN: De cerca y de lejos.
  3. AGUDEZA VISUAL: Se mide a varias distancias, de forma que la persona pueda leer, trabajar con el ordenador y distinguir las palabras escritas en la pizarra, u otro soporte de una manera cómoda y eficiente.
  4. ACOMODACIÓN: Los ojos deben ser capaces de enfocar un objeto y cambiar el enfoque de un punto a otro, de tal manera que la atención pase de una distancia de cerca a una distancia media, y viceversa.
  5. ALINEACIÓN VISUAL Y MOTILIDAD OCULAR: Lo ideal es que los músculos que dirigen cada ojo converjan para centrarse en el mismo objeto, perfilando adecuadamente la percepción de la profundidad.
  6. FUSIÓN BINOCULAR: Esta habilidad es clave para coordinar y alinear los ojos, precisamente para que el cerebro pueda fusionar las imágenes que recibe cada ojo en una sola imagen.
  7. MOVIMIENTO DEL OJO: La persona debe seguir las líneas de una página de forma adecuada y eficiente al leer, o copiar información fácilmente de una pizarra a una hoja, por ejemplo.
  8. VISIÓN DEL COLOR: La visión del color es especialmente importante en los niños en edad preescolar, porque el aprendizaje en los primeros años incluye la identificación del color.

 

Una visita a tu óptico-optometrista de confianza resolverá todas las dudas que tengas acerca de tu visión, y te garantizará tener una buena visión para realizar tus tareas. Recomendamos realizar una revisión anual en niños y cada 2 años en adultos como mínimo. No dejes que la visión se convierta en tu asignatura pendiente.